Envíos SIN CARGO a todo el país! Envíos SIN CARGO a todo el país!
Inicio / Más sobre La Fuerza

Más sobre La Fuerza

Filtrar por tema:

La Fuerza Bar

La Fuerza Bar

Buenos Aires tiene una gran tradición y cultura de bares populares en toda la ciudad, un lugar de encuentro para los que viven cerca, de paso para los que recorren la ciudad por trabajo o de paseo y un destino para los que que viajan en busca de lugares auténticos y originales. La Fuerza nació con la idea de crear un vermú, y esa misma idea nos llevó a pensar el mejor lugar para que la gente lo descubra. ¿Cómo tenía que ser ese bar? La idea fue que fuera en una esquina, también en algún barrio, que pudiera estar abierto desde la tarde, que sea informal, que tuviera una linda vereda, que la gente pueda llegar caminando, en bicicleta o en transporte público, que no cambie demasiado la fisonomía de la propiedad, que abriera todos los días, que la gente de Buenos Aires lo sienta como propio y los que no son de Buenos Aires lo sientan porteño. Un bar que también pudiera estar en otros pueblos y ciudades, porque el vermú se tomó siempre en bares de todo el país. La Fuerza Bar se imaginó desde una tradición, recorriendo la ciudad, archivos, los recuerdos, pero con una mirada nueva, en el mismo camino con que creamos el vermú. 

En los últimos años abrieron muchos bares en la ciudad, pero aún así creemos que Buenos Aires tiene que tener más bares, pero más bares distintos, originales, auténticos, más lugares informales, cotidianos, donde puedan ir jóvenes, adultos y gente mayor, que sirva de lugar de encuentro para distintas generaciones, que escuche las historias de los que van y guarde el eco de sus anécdotas, que sume el trabajo de artistas y artesanos, que piense y proponga una cocina de producto, sencilla pero noble y de calidad, que se pueda ir como uno haya terminado el día, cansado, con ropa de trabajo, triste o feliz, que se pueda ir como uno quiera, siempre. Un bar. Un bar, un vermú. La Fuerza.

Vermucócteles con La Fuerza

El vermouth es una de las bebidas más importante en la historia de la coctelería. El Dry Martini, el Manhattan, el Boulevardier o el Negroni no existirían sin vermouth. Tampoco existirían el Clarito o el Coloradito, dos clásicos argentinos.

La Fuerza se puede tomar solo, también con soda, formas simples de beberlo. También es perfecto para preparar algunos cócteles y los preparamos en el bar. Pensamos y elegimos algunos fáciles de preparar para que los puedas hacer donde quieras, para que cuando abras una botella de La Fuerza tengas diferentes formas de beber vermú.

 

Americano

Es un coctel que unió el vermouth rosso creado en la ciudad de Torino, con el Campari nacido en Milan. Dicen que los norteamericanos que andaban por el norte de Italia a principios del siglo XX le agregaban soda a la mezcla del bitter y el vermouth y así nació el nombre: Americano

¿Dónde?

En un vaso tipo highball o Collins, que son dos nombres para un vaso largo

¿Cómo?

Agregar abundante hielo, en rocas, no roto. Cuanto más hielo menos se derrite y menos agua tendrá. Servir 1/3 del vaso con Campari, 1/3 con La Fuerza Rojo y completar con soda. Si es de sifón mejor. Podes completar con media rodaja de naranja o limón. Revolver.

 

Negroni

Según las versiones más confiables lo creó Gaspare Campari, un viajero y bon vivant que pidió al barman de Florencia Fosco Scarselli que cambiara la soda del Americano por Gin. Más allá de la historia el coctel es leyenda por el recorrido que ha hecho hasta instalarse en todas las barras del mundo y por la perfección de su fórmula que combina tres bebidas muy distintas.

¿Dónde?

En un vaso tipo Old Fashioned, que es el vaso corto o en el que se suele tomar whisky.

¿Cómo?

Agregar abundantes rocas de hielo. Servir 30 ml (un vaso de shot) de Gin, 30 ml de La Fuerza Rojo y 30 ml de Campari. Completar sumergiendo una rodaja de naranja y revolviendo. Algunos lo hacen con el dedo. A partir de esta receta básica se pueden probar variaciones, la primera que sugerimos es llevar a 45 ml la cantidad de La Fuerza Rojo.

 

 

 La Fuerza Spritz

¿Dónde?

En una copa de vino grande.

¿Cómo?

Llenar la copa con hielos grandes, agregar 45 ml de La Fuerza Blanco y llenar hasta ¾ de la copa. Completar con 15 ml de Campari y revolver. Sumergir una rodaja de naranja o limón. En el bar lo preparamos con espumante extra brut, pero se puede probar con otras variedades.

Video: La Fuerza Spritz

 

La Fuerza Julep

¿Dónde?

En una copa o vaso largo

¿Cómo? 

Colocar menta fresca en el fondo del vaso y llenar de hielo roto. Servir 90 ml de La Fuerza Rojo y revolver con una cuchara larga. Completar con jugo de pomelo y un golpe de soda. Terminar con un penacho de menta.

La Fuerza Ilustrada

La Fuerza Ilustrada

La Fuerza se inspiró en la historia y tradición del vermú, pero también mirando a nuestra cultura e imaginando un futuro. Con sus bares, con sus momentos para encontrarse a beber, con una forma de trabajar, crear y producir.

El vermú se hace con el esfuerzo de los que trabajan la tierra, de quienes cultivan las uvas para hacer el vino y los que recolectan las hierbas al pie de los Andes, los que imaginaron y probaron recetas por más de dos años, los que embotellaron la formula final.

También los que imaginaron personas, momentos y escenas para el diseño en la botella, los que crean los platos para el bar, los que construyeron la esquina, los que imaginaron ese lugar como un punto de partida, los que trabajan día a día y noche a noche para que sea más que un bar.

La Fuerza nació con historias en un pasado del que es heredera, con historias propias y muchas por descubrir, y La Fuerza nació también para contar esas historias que descubrimos. La identidad de La Fuerza se hace en el camino y un grupo de artistas creó una obra e hizo de esa obra un mural.

En el mural están los que toman La Fuerza, los que la comparten, los que dan vida a nuestro bar y a otros bares, los que celebran el vermú, la comida, el encuentro, la vida. En el mural están hombres y mujeres que han descubierto La Fuerza. La Fuerza seguirá ilustrando el camino de La Fuerza en otros murales, en posters, en otras botellas, en los individuales que se salpican con vermú y se ensucian con el perfume del bar.

Sobre la obra

Para La Fuerza se combinó identidad argentina con influencias de las vanguardias europeas, al igual que pasó con el vermú, en el mismo período histórico. “Los personajes están pensados desde una mirada de diversidad, que no sean heteronormativos”, explica Florencia y agrega sobre la obra: “un mural es lo contrario a lo efímero, es una forma de plantar identidad y tener una mirada histórica y de futuro”. Su inspiración viene de los mosaicos de Rávena y Palermo en Italia, también de los bares clásicos de mosaicos y azulejos portugueses, españoles, los botecos de Brasil y los porteños antiguos.

Sobre los que hicieron el mural

Florencia Capella es diseñadora, dibujante e ilustradora, fue quien trabajó las imágenes. Ha ilustrado libros, es docente en la UBA y junto a Martin Laks son los responsables de la imagen y el diseño de La Fuerza.

Modelo para Armar es un proyecto colectivo que busca generar a través del mosaico, el diseño y el arte público propuestas para mejorar espacios y paisajes. Está formado por Paula Soto, Gonzalo López Lluch y Sergio Sioux. En Argentina existe Murvi, la única empresa que produce mosaico veneciano y una de las pocas que hay en el mundo. El trabajo artesanal de armado del mural duró más de tres meses.

 

Video: La Fuerza presenta "Un mural de primavera"