Envíos SIN CARGO para todos los productos en CABA y GBA, y para pedidos mayores a $3500 al resto del país. También podés retirarlos por el bar. Envíos SIN CARGO para todos los productos en CABA y GBA, y para pedidos mayores a $3500 al resto del país. También podés retirarlos por el bar.
Inicio / Historias de La Fuerza / Dana de lejos
Dana, amiga de La Fuerza

Dana de lejos

Dana es de La Cumbre, Córdoba, pero vive en Buenos Aires desde los 18 años. Es Licenciada en Nutrición, da clases en dos universidades públicas. También es investigadora.

Para La Fuerza, Dana es la nutricionista amiga, la que vino muchas veces al bar, la que hoy replicar nuestras recetas en su casa. Es con quien hablamos acerca de la importancia de cada producto que usamos en los platos.

Llegó cuando se enteró de que Julián Díaz era parte del proyecto. Es que siempre le gustó mucho 878. Entonces un día vino, comió, bebió y se llevó una botella de Rojo que aún conserva en su casa. La botella vieja, más panzona y petisa. La que se agotó y hoy queda como tesoro de los primeros amigxs de La Fuerza.

En 2019 Dana festejó su cumple entre vermús, tortillas de papas, buñuelos de acelga y provoletas. Platitos para el picoteo, cosas que se ponen en la mesa para que todos coman y compartan. Como en casa, dice Dana, porque los bares que le gustan son como un ambiente más de su casa. De esa gran casa que uno arma, construye, ensambla en una ciudad propia, íntima, compartida con los que uno quiere. Ojalá haya algo escrito sobre la nutrición y el picoteo. Y si no, ojalá Dana lo escriba.

Hoy su trabajo con las clases es virtual y extraña el aula, la interacción humana. ¿Cómo aprendemos en la distancia? ¿Cómo enseñamos sin el cruce con gente, sin la cercanía física, sin los intervalos entre clase y clase? Tal vez todos estamos aprendiendo algo nuevo, inédito, que va mucho más allá de lo que nos están enseñando en los espacios a los que vamos a eso. Un enorme aprendizaje colectivo, difícil, duro, pero aprendizaje al fin.

Quienes hacemos La Fuerza estamos ansiosos por ver nuevamente el bar con mucha gente, donde conocimos a tantos amigxs. Pero la distancia también nos enseñó mucho sobre los sus vidas, sus historias, sobre lo que hacen, sobre qué es La Fuerza para ellos, sobre muchas personas como Dana, con quienes pronto nos volveremos a encontrar en nuestras mesas.